10 mejores remedios para parásitos

Sobre los parásitos humanos externos e internos y su tratamiento El parasitismo es una de las formas más antiguas de existencia de los organismos más simples, las huellas de su aparición datan de hace cientos de millones de años. De una forma u otra, el cuerpo de cada persona está lleno de microorganismos: virus, bacterias, hongos. Sin embargo, la ciencia internacional de la parasitología reconoce como parásitos únicamente a las criaturas pluricelulares, las cuales, a su vez, se dividen en ectoparásitos y endoparásitos, o externos e internos.

Ectoparásitos

Los representantes más comunes de los ectoparásitos son los piojos púbicos y del cabello, la sarna, las chinches y otros piojos chupadores de sangre. En un sentido más completo, incluso los mosquitos pueden atribuirse al grupo. El grupo es muy extenso, por lo que no existe una única forma de tratamiento para ellos. Pero las medidas preventivas son las mismas: es imperativo observar las reglas de higiene personal.

Endoparásitos

Los endoparásitos se dividen en tres grupos: organismos protozoarios, helmintos y otros (miasis, candiru y otros especímenes bastante raros). Solo tienes que aguantar algunos parásitos: un organismo fuerte los combatirá por sí solo. Además, contribuyen al desarrollo y fortalecimiento de la inmunidad en la infancia y la adolescencia; su ausencia puede provocar formas de infección más graves en el futuro. Sin embargo, hay tipos de criaturas que no se recomienda contener dentro debido a su influencia destructiva. En tales casos, debe recurrir a la ayuda de medicamentos.

Diagnóstico y tratamiento

Es prácticamente imposible identificar la plaga en el cuerpo por su cuenta (a excepción de las especies externas); ante cualquier sospecha, es necesario acudir a un médico especializado. Entre los helmintos y otros organismos, se encuentran en heces, orina y sangre. Como resultado, es necesario comenzar el tratamiento solo según las indicaciones de un médico. Todos los medicamentos antihelmínticos pertenecen a la clase de prescripción, su nomenclatura es muy extensa.

Prevención

Aunque el riesgo de contraer una plaga no se puede evitar por completo, se puede reducir significativamente,si no descuida las medidas preventivas básicas, tales como:
  • Seguir buenas prácticas de higiene personal y pública. La mayoría de los microorganismos se transmiten por vía fecal-oral o por contacto. Me lavé las manos, me lavé el gusano.
  • Comer solo agua de buena calidad. A las tenias les encanta vivir en agua cruda.
  • Vacunación constante de mascotas, especialmente perros;
  • Tratamiento térmico de todos los alimentos cárnicos antes de su consumo, evitando filetes sangrientos y huevos crudos.
Detoxin
Nemanex
Normadex
Paraxan
Vermixin
Germivir
ToxicOFF
Parazitol